10 Consejos para pedalear en días lluviosos

La temporada de lluvias no tiene por qué convertirse en el momento de guardar la bicicleta. Si se cuenta con el equipo adecuado y se toman las medidas necesarias, podrás seguir montando en bicicleta todo el año.

1. Usa vestimenta adecuada

En tiempo de lluvia se recomienda cargar siempre un impermeable ligero. Existen conjuntos de chamarra, pantalón y protectores de zapatos o si lo prefieres puedes optar por el clásico poncho.

2. Sécate bien al llegar a tu destino

Si no quieres enfermarte asegúrate de estar seco y bien abrigado una vez que llegaste a tu destino. En trayectos cortos no hay mucho problema, ya que puedes esperarte a que la lluvia pare o baje de intensidad. Sin embargo, cuando el trayecto es largo, por más ligera que sea la lluvia siempre te vas a mojar un poco. Cuando tus trayectos son largos y no hay manera de escapar de la lluvia y llegar a tiempo a tu destino, la recomendación es llevar un cambio de ropa. 

3. Cuida tu distancia de frenado

Anticipa tu frenada, con la lluvia los frenos acumulan un exceso de agua y mugre del camino, afectando su efectividad. Lo recomendado es frenar ligeramente con el fin de retirar el exceso de agua de la superficie de frenado. Después de esto ya puedes aplicar más presión. Ten presente que vas a necesitar una mayor distancia para detenerte.

4. Baja la presión de las llantas

Basta con reducir unas 10 PSI para que tus llantas tengan un mejor agarre en una superficie mojada. Con presión tendrás una mayor deformación en su superficie de rodado, incrementando área de contacto y agarre con el terreno. Toma en cuenta no bajar demasiado la presión para evitar ponchaduras.

5. Evita los charcos

Más que un simple charco, puede ser un bache que se encuentra totalmente cubierto por el agua. Con suerte solo terminarás empapado, pero en casos más graves podrías lastimarte seriamente, además de que podrías dañar tu rueda.

Más que un simple charco, puede ser un bache que se encuentra totalmente cubierto por el agua.

6. Aléjate de las manchas de aceite

La manchas multicolor que se forman con la lluvia son bastante resbalosas y lo mejor es evitarlas. Si tienes que pasar sobre una de estas manchas de aceite no frenes ni realices cambios de dirección repentinos. Sigue tu trayecto en línea recta.

7. Utiliza salpicaderas

Son un accesorio indispensable en temporada de lluvias. Su función es evitar que la llanta salpique el agua dependiendo el modelo que compres será la protección que te brinde a tus pies y espalda.

8. Mantén la cadena limpia

La cadena es la encargada de la transmisión de tu bici y en recoge residuos del suelo en todo momento, sin embargo este problema se intensifica en temporada de lluvias. Con el movimiento normal de la cadena, estas partículas aumentan el desgaste tanto de la cadena y de todo el tren de potencia en general. Trata de limpiarla y lubricarla frecuentemente. Existen algunos lubricantes especiales para condiciones húmedas. 

9. Usa un buen juego de luces

Mantenernos visibles por medio de luces y ropa de colores brillantes es una recomendación para toda ocasión. En condiciones de lluvia la visibilidad y tiempo de frenado de los otros vehículos se reduce. Por esta razón un buen juego de luces nos ayudarán a ser vistos a una mayor distancia.

10. Lentes protectores

Se recomienda utilizar lentes a fin de evitar que alguna basura, o en este caso, las gotas nos entren en los ojos y afecten nuestra visión. Debido a la reducción de la visibilidad en días nublados lo ideal es que las micas sean claras o amarillas.

Recuerda extremar tus precauciones y circular de manera responsable en todo momento.

Con información de José Luis Ramírez https://labicikleta.com/